Azúcar si, azúcar no

Quizás lo hayas escuchado ya miles de veces; el azúcar debilita. Ya no es un secreto para nadie, ya que es totalmente científico y está demostrado bajo rigurosos estudios, que aquellos alimentos que introducimos en nuestro cuerpo y que son ricos en azúcar tienen una gran influencia en cómo nos podemos llegar a sentir a lo largo del día. Además el azúcar tiene una parte oscura, que conviene tener en cuenta.

Pero comer sin azúcar, puede ser una tarea totalmente complicada. Está por todas partes.

Y habrá quien se pregunte ¿pero cuando celebre un cumpleaños u otra celebración? ¿Nada de azúcar? Sensatez, esa es la palabra.

No tenemos porque hacernos unos talibanes anti azúcar. Eso sí, si disminuyes su consumo considerablemente lo notaras. Y es que la población en general cada vez está más informada y ya sabe por qué apostar en cuanto a la salud se refiere. No es que tengas que dejar al 100 x 100 de comer algún alimento con azúcar, se trata de disfrutar del verdadero sabor de los alimentos y acostumbrar a nuestro paladar a la realidad a su verdadero sabor.

¿Porqué las empresas añaden azúcar?


para mejorar la imagen

Las razones son muchas pero las más principales del porque se añaden azúcar a los alimentos, suelen ser para mejorar el sabor y quizás sea la razón más usada. También como agente conservante, para mejorar la imagen del alimento o dar textura o color o incluso para mejorar la fermentación de algunos alimentos como es el caso del yogurt. Aquí tienes un libro que habla sobre ello.

Energía y azucar

Sin embargo la energía que proporciona el azúcar es necesaria para el buen funcionamiento de nuestro cerebro, ojos, sistema nervioso, globulos rojos, músculos, etc… Pero no vale todo el azúcar y la cantidad, debemos consumir 25 gramos de ésta al día máximo y como no;  azúcar de calidad. Pero cuidado, una lata de refresco contiene unos 40 gramos de azúcar y otros alimentos que quizás pensabas que no, también tienen grandes cantidades de azúcar. Aquí tienes una lista;

  • Salsas
  • Yogures
  • Pan de molde
  • Agua con sabores y refrescos
  • bebidas energéticas
  • Pechuga de pavo o jamón de york
  • Cereales integrales
  • Zumos naturales envasados
  • Pizza congelada
  • Vinagre de modena
  • Tomate frito
  • Mayonesa
  • Barritas energéticas
  • Salsas para ensaladas
  • Pollo
  • Lonchas de queso
  • Mostaza
  • Beicon
  • Salmón ahumado
  • Crackers

¿Te sientes off?

Si estás más cansad@ más de lo normal, quizás no sea simplemente porque trabajas mucho, hagas deporte y tengas tareas en casa que te disgustan.

¿Te ha fijado que en muchas ocasiones, tus compañeros de trabajo están en buen estado de forma y mantienen la euforia y tú no puedes ni con las primeras horas de la mañana? Mucha culpa la tiene el orden de los alimentos y que alimentos se ha consumido en las últimas 24 horas.  Los alimentos procesados, azucarados, pasteles, chocolates, golosinas, influyen de una manera determinante en el estado anímico y pueden hacerte sentir más irritable, cansado, deprimido y en estado de off.

Por otro lado otros excitantes, el café, el alcohol, el té en dosis altas terminan excitando más de la cuenta el sistema nervioso y cuando se evaporan sus “tónicos” efectos aparece una temida somnolencia y depresión, que nos obliga a volver a tomar otra vez un “cafecito” con azúcar para mantenernos activos. Todos estos altibajos en nuestro organismo, pueden llegar a causarnos una depresión subclinica muy difícil de detectar. Si esta depresión es detectada puede ser tratada con antidepresivos, que nos obligaran a depender de ellos toda nuestra vida.

Alimentos que se convierten en energía

Lenta asimilación

Existe una regla general como son los INDICES GLUCEMICOS. Una regla (aunque cuestionada por algunos profesionales) que tiene como punto importante la separación de los hidratos de carbono y saber distinguir entre los simples (rápida asimilación) y complejos (almidones de lenta asimilación). veamos unos ejemplos;

Los de rápida asimilación son los formados por glucosa fructosa o dextrosa, la miel

  • dulces
  • el azúcar,
  • los zumos de frutas,
  • las harinas refinadas y sus derivados, el pan, galletas, etc.

Los de lenta asimilación; los formados por almidón, glucógeno y celulosa y más sanos;

  • cereales integrales
  • legumbres
  • hortalizas
  • frutas como las cerezas o fresas, etc.

La velocidad de absorción en sangre depende del contenido de fibra del alimento o de la grasa que contenga, cuanto más refinado sea el alimento, más alto es su índice glucémico y de peor calidad a nuestro organismo.

Fuente Volumen (gramos) Índice Glucémico Carga Glucémica
Pasta 1 Taza 59 2242
Manzana  1 54 864
Brécol 1 Taza  50* 150

Comparación de Diferentes Cargas Glucémicas. *Estimado del índice glucémico.

Azúcar oculta

Es muy común comer azúcar en exceso; en su mayor parte, se trata de la sacarosa, es decir, del azúcar que en todos los hogares llena las azucareras y cuya ingestión es fácil medir. Pero también se ingiere una buena cantidad de edulcorantes «ocultos» que están en muy diversos alimentos; los fabricantes de comestibles no pierden de vista que a casi todo el mundo le gustan los sabores dulces y por eso los alimentos procesados tienden a contener mucha azúcar, no solo se trata de los productos más obvios, tales como las mermeladas, galletas, pasteles, helados, jarabes, refrescos y cereales, sino también de las frutas y verduras en conserva y de las sopas, salsas y jugos enlatados.

Para estar sano no se necesita comer azúcar, pues la glucosa que el organismo requiere la obtiene de muchos otros carbohidratos, frutas, verduras y tubérculos. Además, la mayoría de los comestibles hechos a base de azúcar tienen muchísimas calorías pero, si a caso, muy pocas vitaminas y minerales mientras que los alimentos naturales ricos en azúcar natural (fructosa) suelen contener otros nutrientes más favorables. Por último, hay que recordar que los dulces, chocolates y chicles impregnan de azúcar la boca durante mucho tiempo y provocan caries.

Los niveles bajos de azúcar en sangre se relacionan con irritabilidad, debilidad muscular, temblores, dolores de cabeza, depresión y cambios de humor. De ahí que muchas personas con depresiones leves sientan la necesidad de consumir productos dulces como los pasteles o las galletas. Pero ¡atención! no son éstos los más adecuados porque sus grasas y azúcares refinados no proporcionan energía y su exceso puede provocar en el tiempo, agresividad e hiperactividad. Además el azúcar blanco es un ladrón de calcio del que debemos de huir.

Alimentos mas sanos excelentes fuentes de energía

Las frutas y los hidratos de carbono le aportarán los azucares buenos. Los azúcares “buenos” se transforman en glucosa, que pasa a la sangre y es transportada a músculos, órganos y células, aunque tampoco debe abusarse de ellos. Los azúcares presentes en la fruta (fructosa o glucosa) sí son recomendables con moderación porque son hidratos de carbono y constituyen una fuente excelente y rápida de energía. La miel de buena calidad y las verduras dulces como la zanahoria y la remolacha también contienen azúcares beneficiosos. Hoy en día, el azúcar que encontramos en los supermercados es un producto obtenido a partir del jugo de la remolacha o bien de la caña de azúcar industrialmente, a través de varios procesos físico-químicos de extracción y refinado del que se obtiene un hidrato de carbono simple llamado sacarosa, o más comúnmente azúcar blanquilla.

Estado de euforia constante

Si tomas un par de cucharaditas de azúcar con tu café o en el yogur o unas galletas normales o un bollito de lo que sea, inmediatamente se absorbe la glucosa a la sangre. Entonces, el subidon, es automático y nos sentimos eufóricos ¡Nos sentimos “bien”! Tras ese subidon, aparece un bajón y tras el bajón de azúcar una pequeña depresión. Algo nos falta.-dice el cuerpo. Aparecen las ojeras, el cansancio, la irritabilidad !queremos más azúcar! ¡más azúcar por favor! apareciendo un efecto de irritabilidad continua y un desgaste emocional. Volvemos a tomar azúcar.-nos lo pide el cuerpo. Y nos tomamos una magdalena ¡lo primero que encontramos en casa!. Se eleva el nivel de glucosa en sangre, es automático y nos sentimos eufóricos. Tras ese subidon, aparece de nuevo el bajón y tras el bajón una pequeña depresión, algo nos falta.-dice el cuerpo. Y todo se vuelve a repetir, el ciclo no se rompe, sino que se cierra más y más. En todo este proceso hemos tenido pequeñas crisis, pequeñas depresiones, que acumuladas día tras día, hacen que aparezca la temida depresión, el mal humor, el dolor de cabeza e incluso una especie de depresión profunda !no sé qué hacer con mi cuerpo, ni con mi vida! Me siento angustiado-a. Las glándulas adrenales han estado trabajando continuamente, están agotadas y el páncreas ha trabajado tanto que se enferma y al médico ¿Por qué? por unos gramos de azúcar, que están en muchos alimentos desnaturalizados y además que no aportan ningún nutriente, solo por eso.

Angustiado, el discípulo acudió a su maestro y le preguntó:-«¿Cómo puedo liberarme, maestro?»
El maestro contestó:- «Amigo mío… ¿y quién te ata?»

cuento zen

La realidad del azúcar

El azúcar puede ser parte de la causa de la hiperactividad infantil, de la dificultad de aprendizaje, del estrés adrenal, de la falta de calcio en los huesos, de un sistema inmunológico deficiente, de las taquicardias y de los dolores de cabeza o migrañas. 

¡Hoy en día consumimos treinta veces la cantidad de azúcar que consumían nuestros antepasados hace 200 años!

Te dejo algunas muestras de desayunos saludables ;

Desayuno
Desayuno celular
– 1 pieza de fruta o un zumo recién exprimido
– 1 rebanada de pan de centeno con tomate, aceite de oliva y jamón ibérico
– 1 yogur natural biológico con dos nueces
– una infusión
Desayunos variados

Desayuno ligero
– 1 zumo de pomelo
– 1pan de centeno o mermelada natural casera
– 1 té verde con leche desnatada o 1 yogur desnatado

Desayuno deportista
– 1 café solo o con leche de soja o desnatada, té solo, o una infusión
– 1 pieza de fruta o un zumo recién exprimido
– 1 huevos revueltos con solo una yema
– 1 yogur natural casero con cereales con una cucharada de miel de romero

Desayuno Antienvejecimiento
– té verde acompañado de 10 avellanas
– 1 zumo de zanahoria de cultivo biológico licuada
– 1 yogur natural caserocon una cucharada de germen de trigo
– 1 tomate con aceite de oliva y atún con una tostada de pan integral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *