Detente un momento

Detén tus pensamientos por un momento. Que pasa por tu cabeza en este momento; ¿Quizás algo que te inquieta? ¿Algo que te llena de alegría? ¿Una preocupación por tus hijos? ¿La salud? ¿El amor que late fuertemente? Debes saber que cada pensamiento, cada emoción que pasa AHORA MISMO por tu cabeza, tiene una influencia positiva o negativa en su organismo..

..y tiene un impacto seguro en el sistema inmunitario.

Son numerosos los estudios que indican que si estás deprimido disminuye la apreciada e importante actividad de las células naturales (Natural Killer) que actúan contra agentes extraños, es decir, perdemos en ese momento una importante defensa. Así nuestro cerebro, posee verdaderos mensajeros químicos que actuaran conforme moldees tus pensamientos.

Estos mensajeros llamados neuropéptidos son receptores inteligentes que comunican nuestras emociones con nuestro organismo.

¿Esto quiere decir que si estás enfermo o tienes problemas de salud y cambias tus pensamientos haciéndole creer a tu cerebro que está sano, lo estará?

Puedes estar seguro que será una ayuda importantísima. Los neuropéptidos (cadenas de aminoácidos, entre 2 y 3, que se localizan en el interior de las neuronas) son un hallazgo reciente y emocionante, son compuestos internos del cerebro que tienen una similitud a la morfina liberando encefalinas o endorfinas en el cerebro y a la médula espinal a modo de asegurarnos placer y salud. Nuestras células defensivas e inmunológicas están siempre a la espera, a la expectativa  de cada emoción, pensamiento u actitud que tengamos a la hora de actuar de una forma u otra.

Nuestro cerebro, nuestros pensamientos influyen de alguna manera en nuestro sistema inmunitario por medio de mensajeros químicos activados o desactivados por nuestra correcta o incorrecta alimentación e influidos por otros agentes externos llamados xenobióticos (tóxicos externos) estos mensajeros químicos una vez en la sangre y a través de hormonas se comunican entre sí en los diversos distintos tipos de células. A esto mismo se le denomina condicionamiento o inmunodepresión condicionada.

Si te muestras triste, decaído, o apático, la respuesta será negativa al sistema inmune, por el contrario si eres una persona abierta, positiva y renuevas tus ilusiones es muy probable que esos neurotransmisores químicos funcionen al 100% y que la salud te acompañe. Las células del sistema inmunológico, llamadas T y B, producen las sustancias químicas adecuadas según lo que piensas, ¿no te parece sumamente apasionante?

Existe un mecanismo de acción-reacción entre nuestros pensamientos y nuestro sistema inmunológico

un sistema que nos protege incluso contra el cáncer. Cada pequeña célula T y B del sistema inmunológico, produce las mismas sustancias químicas que produce el cerebro cuando piensa en positivo. Es por ello, que la actitud, el estilo de vida, pueden ser determinantes en su salud, de esta manera no solo tu genética marcará tu destino, sino que eres, junto con tu actitud y adecuada nutrición lo que marcara tu destino. Di; ¡Soy una persona sana!

Este post, está diseñado, con el fin de que entiendas la relación directa entre la alimentación consciente, el bienestar y la influencia positiva.

Recuerdo un cuento tibetano en el que el discípulo le decía al maestro –

“¿Maestro cómo es que siempre está feliz, contento y satisfecho? Y el maestro le respondió; querido aprendiz, la solución es simple: cada mañana cuando me despierto, me pregunto: ¿Qué escojo hoy, alegría o tristeza? Y siempre escojo alegría”

A pesar de todo, escoge estar bien, ya que hay evidencias y estudios científicos que indican que aquellas personas positivas con hábitos y costumbres saludables, tienen menos posibilidades de sufrir un infarto o una enfermedad grave.

RR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *